+54(11)5031-0058 - Junín 1063 - CABA - Argentina 

Paludismo

Definición y Etiología

El paludismo o malaria es una enfermedad caracterizada por fiebre recurrente y escalofríos, asociados a la lisis de los glóbulos rojos parasitados. Es producido por parásitos intraeritrocitarios del género Plasmodium (P. falciparum, P.vivax, P. ovale y P. malariae). 

La infección se produce cuando la hembra del mosquito Anopheles inocula los esporozoítos. Estas formas parasitarias invaden los hepatocitos, maduran a merozoítos y se liberan al torrente sanguíneo. En ese momento se inicia la fase sintomática. 

Los merozoítos invaden los glóbulos rojos, y se reproducen hasta que se genera como consecuencia la lisis de los eritrocitos, la cual se correlaciona con los ciclos febriles de la enfermedad. Los parásitos liberados con la lisis eritrocitaria se disponen a invadir nuevos glóbulos rojos.

Epidemiología

Se observa en la mayor parte de las regiones tropicales del mundo. Su distribución está asociada a la presencia del insecto vector. La infección no produce inmunidad contra nuevos episodios y la única medida efectiva de prevención tiene que ver con el control del vector (uso de insecticidas) en áreas endémicas y la quimioprofilaxis con drogas antipalúdicas.

Clínica

Fiebre y escalofríos que se presentan en forma recurrente. En infecciones por especies vivax y ovale, en general con intervalos de 48 horas, en infecciones por P. malariae, cada 72 horas y en infecciones por P. falciparum en forma más irregular. La fiebre puede acompañarse de malestar general y en algunos pacientes hepato y esplenomegalia. Como consecuencia de la hemólisis puede aparecer ictericia leve, sobre todo en infecciones por la especie falciparum.

En general la infección suele ser leve, sin complicaciones.

Las infecciones por P falciparum son las que conllevan mayor riesgo de complicaciones y mortalidad. Entre las manifestaciones más temidas se encuentra el paludismo cerebral, cuya expresión más grave es el coma. Los pacientes pueden presentar delirio, obnubilación, convulsiones, aunque en general el cuadro es el de una encefalopatía difusa. En adultos, esta complicación tiene una mortalidad de hasta el 20%. La hipoglucemia que en los pacientes con paludismo puede obedecer a distintos factores es un factor de riesgo muy importante para la instalación o el empeoramiento de los síntomas neurológicos.

Algunos pacientes pueden presentar otras manifestaciones graves, como edema pulmonar no cardiogénico, insuficiencia renal por necrosis tubular aguda, disfunción hepática. El compromiso de órgano es más común en las infecciones por la especie falciparum. Los pacientes en general presentan anemia de distinto grado de severidad. La anemia es más importante en las infecciones graves, las cuales a su vez son por P falciparum que presenta elevados niveles de parasitemia y por ende fenómenos de hemólisis más significativos.

Diagnóstico

Reside en la demostración de parásitos intraeritrocitorios en frotis de sangre periférica.

Se estudian frotis sanguíneos finos y gruesos (más sensible). Las técnicas utilizadas son Romanovsky, Giemsa, Wright, etc. La detección de anticuerpos tiene valor limitado en áreas endémicas.

Tratamiento

El tratamiento es exitoso en infecciones por especies sensibles a cloroquina. Las infecciones por P. vivax resistentes a cloroquina presentan buena respuesta a mefloquina. En cambio, el tratamiento del P. falciparum resistente a cloroquina es poco satisfactorio. En estos casos se utiliza mefloquina o combinaciones de quinina y doxiciclina o clindamicina, entre otras opciones.

 

Descargar artículo

¿Dónde estamos?