+54(11)5031-0058 - Junín 1063 - CABA - Argentina 

Obesidad infantil. Una problemática en aumento.

Definición

Enfermedad  caracterizada por el aumento de grasa corporal, cuya magnitud y distribución condicionan la salud del individuo. Es crónica, multifactorial y cursa, en la mayoría de los pacientes, con exceso de peso.

Los principales desencadenantes son  la ingesta excesiva de energía y el sedentarismo.

Para su valoración, se sugiere el cálculo del índice de masa corporal (IMC) y la medición de la circunferencia de cintura (CC).

Un aumento de 2 puntos de IMC/año es un signo de alarma para aumento excesivo de grasa corporal.

El aumento de grasa abdominal se asocia con mayor riesgo de hipertensión arterial, dislipidemias, alteración del metabolismo insulina/glucosa, diabetes de tipo 2, apneas del sueño y esteatosis hepática.

La CC es un buen predictor de la distribución central de grasa y constituye una excelente herramienta de seguimiento clínico para pacientes obesos y para valorar la composición corporal en función de cambios en los hábitos.

Etiología

La regulación de los depósitos de grasa corporal y la etiología de la obesidad humana son multifactoriales, lo que refleja la existencia de complejas interacciones  entre el sustrato genético, los estímulos ambientales, los sistemas neuroendócrinos de control de peso (por medio de la leptina y grelina) y los procesos del desarrollo.

Existen factores de riesgo según el grupo etario.

Tabla Factores de riesgo asociados según grupo etario.

Clasificación

Según el origen

  • Nutricional o exógena
  • Orgánica o endógena

Según la distribución 

  • Androide
  • Ginecoide
  • Visceral

La principal causa de obesidad en la infancia es la primaria, debido al aumento de la ingesta de calorías y al sedentarismo.

Las causas secundarias se acompañan de los síntomas y signos correspondientes a cada cuadro clínico.

Tabla Diagnósticos diferenciales

Diagnóstico

Antecedentes personales

  • Peso de nacimiento
  • Lactancia y/o biberón / Incorporación de semisólidos
  • Desnutrición en los primeros años: los niños con baja talla de causa nutricional tienen mayor riesgo de tener luego depósitos de grasa abdominal aumentados trastornos metabólicos asociados a obesidad.
  • Rebote adipositario precoz: determina mayor riesgo de obesidad en la adultez (el rebote constituye uno de los 3 períodos críticos: 1er año,  rebote adipositario (5-7 años) y adolescencia)
  • Calidad y cantidad de alimentos, comensalidad
  • Actividad física

Evaluar antecedentes familiares

  • Componentes de síndrome metabólico en familiares de 1º y 2º grados.
  • Trastornos de conducta alimentaria, depresión, adicciones.

Examen clínico

  • Valoración antropométrica: peso, talla, IMC, CC, pliegues cutáneos y velocidad de crecimiento.
  • Distribución grasa: central (abdominal) / periférica
  • Piel: acantosis nigricans (hiperpigmentación y engrosamiento) en nuca, axilas, pliegues, estrías rojo-vinosas, nacaradas.
  • Tensión arterial: se considera elevada si ≥ Pc 95, al menos en tres oportunidades.
  • Evaluar hipertrofia amigdalina. Palpación de tiroides.
  • Desarrollo puberal
  • Osteoarticular: limitaciones del movimiento

Exámenes complementarios

  • Glucemia e insulina basal en ayunas,
  • Colesterol total, col-HDL, col-LDL, triglicéridos
  • Ecografía abdominal, TGO, TGP, gamma-GT (si se sospechara esteatosis hepática)
  • Perfil tiroideo: con talla baja y/o velocidad de crecimiento

Complicaciones

Lo más importante son las consecuencias a largo plazo (Enfermedades Cardiovasculares- Síndrome Metabólico)

  • Ortopédicas: Enfermedad  de Blount (sobrecrecimiento de la vertiente medial de la metáfisis proximal de la tibia que condiciona un arqueamiento de las piernas) necrosis de la cabeza femoral, artropatías degenerativas
  • Cardiovascular: Hipertensión Arterial
  • Dislipidemias: aumento del colesterol total, LDL, triglicéridos y disminución de HDL
  • Hiperinsulinemia - Resistencia en la acción a la insulina – Diabetes tipo 2
  • Enfermedades Biliares
  • Asma, Apnea del sueño
  • Enfermedades hepáticas:  Esteatosis,  Esteatohepatitis

Síndrome metabólico (SM)

Suma de diversas anomalías metabólicas, cada una de las cuales es un factor de riesgo independiente de enfermedad cardiovascular y diabetes, y que juntas tienen efecto sinérgico. La obesidad abdominal y la resistencia insulínica son los factores principales.

La prevalencia es 3-4% de la población pediátrica (en adolescentes obesos 28,7%, 6,1% en adolescentes con sobrepeso)

Criterios diagnósticos (tres de los cinco criterios)

  • CC > Pc90
  • Glucemia en ayunas ≥ 110mg/dl
  • Triglicéridos ≥ 110 mg/dl
  • Col-HDL <40 mg/dl
  • Presión arterial ≥ Pc90

Con diagnóstico de SM se recomienda solicitar insulinemia en ayunas. Para descartar diabetes de tipo 2 es útil medir glucosuria en la primera orina post-cena.

Tratamiento

Se debe tener en cuenta que los niños continuan creciendo, de modo que una limitación severa de la ingesta calórica puede resultar perjudicial para el desarrollo y alterar su crecimiento.  Con frecuencia es más razonable plantearse como objetivo “mantener el peso, mas que perderlo”.

Los intentos de perdida de peso se recomiendan solo en niños maduros a nivel esquelético o que tengan complicaciones graves derivadas de la obesidad. Debería ser 0,5 Kg /semana o menos.

  • Dieta: se debe ser muy cuidadoso ya que en los niños pequeños una restricción calórica severa puede causar una reducción inaceptable del ritmo de crecimiento en altura. En muchos niños pequeños simplemente con evitar la ganancia de peso durante un periodo se logran los mismos objetivos.
  • Modificación del hábito alimentario: Limitar las bebidas azucaradas, se pueden utilizar lácteos descremados en mayores de 2 años, siempre recordar que no se deben mantener dietas muy restringidas.
  • Estimular la actividad física: no solo incrementa el gasto calórico sino que también parece reducir el apetito.
  • Tratamiento médico: (Siempre a cargo del especialista en Nutrición Infantil). En algunas ocasiones esta indicado el tratamiento médico como complemento de la dieta y la actividad física. Se indica solamente a niños y adolescentes con obesidad y complicaciones médicas importantes. Ej: Inhibidores de la recaptación de noradrenalina y serotonina Sibutramina (no en menores de 16 años) Acción: supresión del apetito.
  • Tratamiento quirúrgico: Cirugía Bariática, la seguridad a largo plazo no está valorada en forma adecuada.

Descargar artículo

¿Dónde estamos?