+54(11)5031-0058 - Junín 1063 - CABA - Argentina 

Sucesos fisiológicos al nacer

Recién nacido

En la circulación fetal, los ventrículos izquierdo y derecho funcionan en paralelo, mientras que en el recién nacido y en el adulto los circuitos se encuentran en serie. Para mantener esta circulación en paralelo son importantes tres estructuras cardiovasculares únicas en el feto: el conducto venoso, el agujero oval y el conducto arterioso. El gasto cardíaco fetal total es de 450 ml/kg/minuto determinado, sobre todo, por el ventrículo derecho. 

Durante la vida fetal, la placenta permite el intercambio gaseoso y de metabolitos. La sangre oxigenada fluye al feto a través de la vena umbilical manejando una PO2 aproximada de 30-35 mmHg. Alrededor del 50% de la sangre venosa umbilical entra en la circulación hepática, mientras que el resto se desvía para evitar el hígado y alcanzar la vena cava inferior a través del conducto venoso, donde se mezcla parcialmente con sangre poco oxigenada de la vena cava inferior proveniente de la parte inferior

del cuerpo del feto. Esta combinación de sangre de la parte inferior del cuerpo y umbilical (PO2 26-28 mmHg) ingresa en la aurícula derecha y es dirigida de forma preferencial hacia la aurícula izquierda a través del agujero oval. Después, la sangre pasa al ventrículo izquierdo y es bombeada hacia la aorta ascendente. La sangre de la vena cava superior fetal, que está considerablemente menos oxigenada (PO2 de 12-14 mmHg), entra a la aurícula derecha y atraviesa de forma preferencial la válvula tricúspide, en lugar del agujero oval, para pasar al ventrículo derecho y desde allí es bombeada hacia la arteria pulmonar. Como la circulación pulmonar fetal está sometida a vasoconstricción, sólo el 10% del volumen bombeado por el ventrículo derecho alcanza los pulmones. La mayor parte de esta sangre (que tiene unaPO2 18-22 mmHg) se desvía para evitar los pulmones y atraviesa el conducto arterioso hacia la aorta descendente para perfundir la parte inferior del cuerpo del feto; sólo un pequeño volumen de sangre procedente de la aorta ascendente con mayor PO2 pasa a través del istmo aórtico hacia la aorta descendente mejorando la PO2 ofrecida. Finalizado el  recorrido distal, la sangre retorna a la placenta por las dos arterias umbilicales. Ver Tabla 1.1y Ver Figura Circulación fetal

Sucesos fisiológicos al nacer

En el nacimiento, la expansión pulmonar, la absorción y drenaje del líquido pulmonar y el incremento de la PO2 arterial provocan una rápida disminución de las resistencias vasculares pulmonares. A su vez, la desaparición de la circulación placentaria favorece un incremento en las resistencias vasculares sistémicas.

El gasto del ventrículo derecho se dirige por completo hacia la circulación pulmonar y, ya que las resistencias pulmonares son más bajas que las resistencias vasculares sistémicas, el cortocircuito a través del conducto arterioso se invierte y se hace de izquierda a derecha para, luego de algunos días cerrarse. El volumen incrementado del flujo sanguíneo pulmonar que retorna a la aurícula izquierda hace que aumenten el volumen y presión de la aurícula izquierda lo suficiente como para bloquear la función del agujero oval, aunque éste puede permanecer permeable. Por último la desaparición de la circulación placentaria también da lugar al cierre del conducto venoso. El ventrículo izquierdo acoplado a la circulación sistémica, de alta resistencia, comienzan a aumentar el grosor de sus paredes y su masa. Este marcado aumento de la función del ventrículo izquierdo se consigue gracias a la combinación de señales hormonales y metabólicas, entre ellas, un incremento en el nivel de las catecolaminas circulantes y de los receptores miocárdicos (β-adrenérgicos), necesarios para la acción de las catecolaminas.

Figura Circulación fetal

Diferencias entre la circulación fetal y neonatal.

Descargar artículo

¿Dónde estamos?