+54(11)5031-0058 - Junín 1063 - CABA - Argentina 

Taponamiento cardíaco

Se define como el cuadro clínico hemodinámico caracterizado por hipotensión arterial, cuyo mecanismo esta dado por la compresión de las cámaras cardíacas (frecuentemente las derechas) generadas por un derrame pericárdico.

La cavidad pericárdica contiene, en condiciones normales, unos 15-50 mL de líquido (ultrafiltrado de plasma), por lo que no se considera que exista un aumento anómalo hasta que no se sobrepasan los 50 mL (derrame pericárdico).

Fisiopatología

El desarrollo de un incremento en la presión intrapericárdica que provoca compresión cardíaca depende del volumen del derrame, de la rapidez con que se acumula el líquido y de las características físicas del pericardio. Si el líquido se acumula en forma lenta, el pericardio puede albergar hasta 1 a 2 litros de líquido sin compresión de las cámaras cardíacas o deterioro del llenado. Si el líquido se acumula con rapidez, el taponamiento cardíaco puede producirse con sólo 150 ml.

Dado que la presión intrapericárdica puede elevarse hasta 15-20 mmHg (normal –2 a –3 mmHg), las presiones intracardíacas e intrapericárdica se equiparan. Esta presión de líquido impone una limitación al llenado ventricular, con la consiguiente reducción en el volumen minuto y la presión arterial sistémica.

Diagnóstico 

  • Anamnesis: los pacientes que desarrollan derrame en forma crónica impresionan gravemente enfermos y el síntoma principal es la disnea. También puede observarse dolor torácico, pérdida de peso, anorexia y debilidad  profunda.
  • Examen físico: Taquicardia e hipotensión arterial. En todos los casos puede constatarse pulso paradojal > 10 mmHg. La presión venosa yugular está elevada. Ruidos cardíacos hipofonéticos.
  • ECG: puede mostrar cualquiera de las manifestaciones de la pericarditis aguda. Puede observarse disminución de voltaje del QRS. La alternancia eléctrica es exclusiva del taponamiento cardíaco con swinging heart.
  • Radiografía de tórax: en el taponamiento agudo la radiograía de tórax puede ser normal. En el taponamiento crónico con acumulación de más de 250 cc de líquido, la silueta cardíaca está agrandada en forma de botellón. 
  • Ecocardiograma: es el estudio fundamental que nos demuestra la compresión de las cavidades cardíacas, permitiéndonos confirmar el diagnóstico. Por la baja presión de las cámaras derechas son las mas frecuentemente comprometidas.

Tratamiento

Pacientes hemodinámicamente inestables: pericardiocentesis de emergencia.

La realización de una ventana pericardio mediastinal o pleuro-pericárdica se reserva para pacientes con derrames pericárdicos severos a repetición.

Descargar artículo

¿Dónde estamos?