+54(11)5031-0058 - Junín 1063 - CABA - Argentina 

Hoy nos cuenta su experiencia la Dra. Jaquelina Cataldi, Directora de IMEDba-CIE, especialista en Pediatría.

¿En cuanto a la elección de especialidad, qué factores considerás que hay que tener en cuenta? 

En primer lugar, sugiero como ejercicio durante la cursada de pediatría o el IAR (paso por la rotación de Pediatría) imaginar cómo te ves ofreciendo gran parte de tu vida al trabajo con niños, sumarle a esto la dedicación y la paciencia que se debe tener con los padres. Creo que es una buena manera de considerar que esta elección exige una cuota importante de escucha hacia ellos. Es una especialidad muy  gratificante pero también tiene sus costados opacos, ya que si a un niño no le va bien, aparecen sentimientos de los que no podes desligar, creo que cuando uno trabaja con personas, no quedas ajeno al sufrimiento humano. 

¿Qué hay que considerar a la hora de elegir el lugar donde hacer la residencia?

Se debe tener en cuenta qué tipo de formación tiene la institución que régimen de guardias, quienes están a cargo de la docencia y que médicos de planta acompañan tu formación. Si cuenta con el acuerdo del Carrera de Especialización de la UBA, quien otorgará el título de especialista, quien/es avala/n la residencia (Ministerio de Salud de la Nación, la Sociedades científicas, Universidades). Estos datos se deben conocer antes de tomar un cargo.  

¿Qué hay que tener en cuenta al presentarse en privado?

Como mencioné en la pregunta anterior, es muy importante considerar qué instituciones avalan la formación y qué títulos o certificados obtendrás al finalizar la misma. Hay instituciones privadas que no cuentan con la acreditación del Ministerio de Salud o la UBA, por lo tanto es necesario conocer esta información.

Por otro lado, no todos los lugares privados poseen un equipo de capacitación docente, si bien tienen la posibilidad de realizar asistencia con un buen número de pacientes, la formación del residente debe tener una carga horaria destinada a la capacitación académica que hace la diferencia al finalizar la formación.  

¿Cómo recomendás preparar el examen de residencia?

Existen dos tipos de poblaciones: por un lado están aquellos que preparan el examen solo o con amigos, y por el otro los que requieren de una guía u ordenamiento de la información que les garantice, a través del entrenamiento en la práctica de resolución múltiple, alcanzar cierta tranquilidad al momento del ser evaluado. 

Por esto, creo que cada aspirante sabe cuáles son sus fortalezas y sus debilidades con respecto a esta modalidad de evaluación. Una gran cantidad de alumnos requieren de un entrenamiento ordenado y dirigido. Por eso siguen existiendo apoyos institucionales. Nosotros ofrecemos no solo un entrenamiento sino un acompañamiento personal en el estudio y en la elección de la especialidad. Les enseñamos a reconocer las palabras claves del enunciado, los distractores y el tipo de pregunta que hace a la elección de una sola opción como  respuesta correcta. Por lo tanto, lo que hacemos en IMEDba es facilitar este aprendizaje a través de técnicas de estudio adecuadas para este fin.

¿Qué ofrecen los cursos de Imed-ba? ¿Cómo ha sido tu experiencia como docente y directora en Imed-ba?

Los cursos que dictamos en el instituto fueron diseñados a partir de la investigación sobre los modelos de exámenes de organismos oficiales, tomando como punto de partida el año 2000 hasta la actualidad. Abarcamos todas las aéreas evaluadas en dichos exámenes como: Clínica Médica, Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Cirugía General, Salud Pública y Medicina Familiar, Leyes, Psiquiatría, Toxicología y finalmente el Módulos de Especialidades Quirúrgicas: Traumatología, Urología, Neurocirugía, Oftalmología y Otorrinolaringología. Les ofrecemos 4 revisiones ampliatorias de repaso en complejidad creciente, ubicamos los conceptos más importantes de los consensos en ejercicios de elección múltiple y proponemos la discusión junto a los docentes especialistas. 

Este año agregamos una cantidad de choice con temas de consensos que suman unas  6000 preguntas analizadas y cuenta con una carga horaria final de 370 hs cátedra  que, junto al apoyo de las clases y explicaciones teóricas de cada docente especialista, el alumno logra incorporar conocimientos en forma sintética tal como lo requiere la técnica de resolución múltiple.

Mi experiencia como docente sigue siendo maravillosa, por eso no dejo la tarea a pesar que la dirección me tome una carga horaria mayor. Aprendo cada día de las inquietudes de los alumnos, sus dudas, sus curiosidades y me mantiene en formación permanente.

¿Algo que quieras agregar?

Contarles que estamos muy contentos por los logros obtenidos por nuestros alumnos ya que  desde el 2006 en adelante, hemos ido alcanzando valores entre el 79% hasta el 90% de ingreso a un sistema de residencia, y la mayoría de los ellos con muy buenos puntajes. Pero lo más importante es ser testigos de los grupos de amistad que se forman.

Como Pediatra:

¿Dónde realizaste tu residencia en pediatría? ¿Cómo fue te experiencia en la residencia?

La realice en el Hospital Carlos G. Durand desde 1998 a 2002. Fue una hermosa experiencia, muy enriquecedora personal y profesionalmente,  de donde he sumado muchos amigos y colegas de alta calidad humana. Tanto quise el hospital que allí tuve la suerte de concursar  y ganar un cargo de médica de planta.

¿Cuáles son los lugares donde presentarse para pediatría y que características tienen?

Pediatría tiene la particularidad que cuenta con 3 hospitales públicos monovalentes pediátricos de excelencia, luego viene el Hospital Carlos G. Durand, que si bien es un hospital polivalente, está conformado de variados interconsultores pediátricos y, desde el año pasado, una terapia intensiva que lo jerarquiza. 

Como también, en la formación pediátrica se requiere de rotaciones obligatorias para todos los hospitales del Gobierno de la ciudad, los residentes logran una formación bastante pareja con respecto a los grandes hospitales  Esto es muy importante tenerlo en cuenta para no angustiarse creyendo que si no obtuviste un cargo en un hospital pediátrico, tu formación se verá en desmedro, esto no es así. La formación no solo depende de la calidad del lugar y sus exigencias, también de cuanto pones vos para que esa experiencia te sea enriquecedora.

¿Actualmente qué cursos se realizan durante la residencia de pediatría?

En primer término, aquellos que estén avalando los títulos con los que egresas de tu hospital, como el Ministerio de Salud, la Carrera de Especialización de la UBA, las certificaciones de Sociedades Científicas como la SAP y otras Universidades Privadas.

En segundo lugar, los cursos obligatorios que ofrecen conocimientos teóricos y entrenamiento en destrezas para resolver en la emergencia las patologías que se presenten. Además, creo que el médico egresa con conceptos teóricos pero debe ir entrenándose para lograr el tan deseado “criterio medico” que solo, tu recorrido te dará.  Por esto, son muy importantes aquellos cursos enfocados a la valoración de una correcta búsqueda bibliográfica que garantice la veracidad de la información encontrada. Otros estarán relacionados a la orientación que deseen continuar su formación. Lo maravilloso de la medicina es que uno debe formarse toda la vida, nunca se agota.

Creo que además, todo pediatra debe capacitarse en el área de la psicología infantil ya que creo que aun no hemos logrado incorporarla como necesaria.

¿Cuál es la salida laboral una vez terminada la residencia? ¿Cómo es la remuneración?

La salida laboral es muy amplia, uno puede elegir las guardias como lo más inmediato, puede seguir formándose en una especialidad posbásica, puede trabajar en lugares privados,  desarrollar la actividad asistencial ambulatoria, también puede elegir la investigación, la docencia, la emergencia. Creo que las variables son muchas  y pediatras se necesitan en todo el país. 

En todos los casos la remuneración suele ser digna.

¿Algún consejo para quienes van a rendir pediatría?

Es una hermosa especialidad en la que deben considerar el trabajo familiar como eje de la pediatría, pero a pesar del gran esfuerzo que requiere los primeros años de formación, seguramente disfrutaran de las gratificaciones que conlleva. 

Ojala se incorpore como rotación obligatoria el neurodesarrollo y salud mental infantil y familiar. Las nuevas camadas son las que podrán lograr este cambio.

Los esperamos en IMEDba a todo curioso que quiera conocernos. 

¿Dónde estamos?